Leches infantiles

No iniciada

Sin lugar a dudas, la mejor alimentación para un bebé recién nacido es la leche de su madre. Los beneficios de la lactancia materna sobre la salud  son muy importantes, tanto para el bebé como para la madre lactante. La OMS recomienda amamantar al bebé con leche materna como mínimo hasta los seis meses de vida.

En España alrededor del 80% de las mujeres empieza a amamantar a sus hijos, pero esta cifra decae al 68% a las seis semanas, al 52% a los tres meses y al 36% a los seis meses.     

En todos los establecimientos sanitarios (incluida la farmacia) se debe informar debidamente a los padres de la importancia de la lactancia natural, y darles a conocer los beneficios que esta práctica conlleva.

Ahora bien, si por cualquier circunstancia no fuera posible la lactancia materna, no podemos dejar al bebé sin una alimentación adecuada. Para estas ocasiones existen fórmulas de leche en polvo adaptadas, o leches de inicio y continuación, que una vez reconstruidas, nos sirven para alimentar a los bebés recién nacidos o con pocos meses de vida.

Las fórmulas de las leches industriales para los bebés las debemos vender en las farmacia, teniendo en cuenta que es el alimento único de un pequeño mamífero humano que nace inmaduro fisiológicamente y tiene dos grandes retos por delante, su maduración y su crecimiento, y ambos dependen de su correcta nutrición. Debemos por tanto informar debidamente a los padres del uso y manejo de las fórmulas en polvo de leches para lactancia con biberón.

Profesor:
Categorías:
  • Mostrador
Actualizada:
Viernes, 08 Septiembre 2017