Lactancia con biberón

No iniciada

Las fórmulas de leche en polvo para bebés se obtienen a partir de la leche de vaca  (aunque actualmente también las hay de cabra), que se somete a determinados procesos químicos para hacerla lo más similar posible a la leche materna; para ello, se rectifica su composición (principalmente se quita grasa), se deshidrata totalmente y se genera el polvo que reconstruirá con posterioridad, añadiéndole de nuevo agua, la leche para alimentar al bebé.

Cuando decidimos que ha llegado la hora del biberón, hay que elegir el que más se adapte a las características del niño. Debemos tener en cuenta la edad del bebé y también que lo vamos a utilizar muchas veces al día; por tanto, debemos elegir el más adecuado, para el bebé y para el cuidador.

Es importante conocer en las farmacias los requisitos básicos que deben tener la leche, el agua, el biberón y la tetina, componentes esenciales de la lactancia con biberón, porque justifica que los artículos de puericultura ligera (así se denominan los biberones, chupes, cadenas, tetinas…), que influyen en la salud del bebé, deben ser comprados en la farmacia.

Nuestra labor es informar de la normativa obligatoria que tienen que cumplir cada uno de estos artículos, para que los clientes sean conscientes de que todo aquello que influye en la salud, debido a su transversalidad sanitaria, son herramientas de salud y deben tener información añadida para su uso.

Profesor:
Categorías:
  • Mostrador
Actualizada:
Jueves, 14 Septiembre 2017